¿Qué es la prueba de broncodilatación?

La prueba de broncodilatación consiste en la comparación de la espirometría basal con una segunda espirometría que se realiza a los 15-20 minutos de haber administrado un broncodilatador (p.ej., Saltutamol o Terbutalina). Un incremento en valores absolutos igual o superior a 200 ml asociado a un incremento de al menos 12% de los valores porcentuales respecto a los teóricos se considera una respuesta broncodilatadora positiva y es indicativa de una obstrucción de los bronquios que revierte con medicación, lo cual es una característica del asma.

Cerrar menú