¿En qué se diferencia la urticaria y el angioedema? ¿Cuánto pueden durar?

La urticaria es una reacción cutánea vascular producida por edema en dermis, cuyo resultado es la aparición de habones. El habón es una lesión sobreelevada, de tamaño variable, casi siempre rodeada por un eritema reflejo circundante, con prurito o escozor asociados y de naturaleza transitoria, con una duración entre 1 y 24 horas, tras las cuales la piel vuelve a su apariencia normal.

El angioedema o edema angioneurótico es considerado el mismo proceso que la urticaria pero con una afectación edematosa más profunda, que suele manifestarse como hinchazón de los párpados y los labios. Acompaña a la urticaria en muchos casos, aunque en ocasiones puede ser la única manifestación.

Según su evolución la urticaria se clasifica en aguda o crónica.
La urticaria aguda aparece de modo súbito y es autolimitada (menor de 6 semanas). Habitualmente, cursa con un único brote de habones y/o angioedema que desaparecen en 48 a 72 horas. Si no se trata adecuadamente puede mantenerse en brotes repetidos durante varios días. En las urticarias agudas se recomienda realizar un estudio alergológico ya que su causa podría ser una hipersensibilidad a alimentos, medicamentos u otros alérgenos, en las que el tratamiento indicado será evitar el alérgeno desencadenante.

La urticaria crónica, por el contrario, tiene una duración prolongada (mayor de 6 semanas) y suele asociarse a un proceso alérgico. Aunque puede tener múltiples causas, es habitual no encontrar un causante directo del cuadro. De hecho, en aproximadamente el 90% de los casos se desconoce la causa subyacente. Es la denominada urticaria crónica espontánea, que puede requerir un tratamiento mantenido con medicamentos antihistamínicos.

Cerrar menú