¿Qué es la dermatitis atópica? ¿Qué factores intervienen en su origen? ¿Cómo tratarla?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que se inicia generalmente en los primeros años de vida y tiende a ir remitiendo a medida que los niños van creciendo, siendo rara su persistencia en la edad adulta. Puede relacionarse con otras enfermedades como la rinoconjuntivitis o el asma (atopia).

En su origen intervienen múltiples factores: genéticos, ambientales e inmunológicos. Todos ellos contribuyen a que la barrera cutánea esté alterada no impidiendo la pérdida de agua ni la entrada de microorganismos o moléculas exógenas, algunas de ellas irritantes, que a la larga podrán provocar la aparición de alergias.

La dermatitis atópica se caracteriza por la presencia de eccemas, cuyo principal síntoma es el picor, y que pueden afectar a casi cualquier parte del cuerpo. Estos eccemas suelen cursar en forma de brotes.

El tratamiento tiene como objetivos reducir la inflamación de la piel (mediante fármacos que actúan sobre el sistema inmune) aliviar el picor y espaciar el periodo entre brotes.

Cerrar menú