Cuáles son los síntomas de la esofagitis eosinofílica y cómo diagnosticarla.

Las manifestaciones clínicas de la esofagitis eosinofílica se deben a la disfunción esofágica y son variables según la edad de presentación. En los lactantes se presenta como intolerancia y/o rechazo a los alimentos, pérdida de peso y retraso en el crecimiento. En los niños de edad escolar las manifestaciones más comunes son las náuseas, los vómitos y el dolor abdominal. Los adolescentes y adultos presentan disfagia, y con frecuencia sufren impactaciones o atragantamientos con alimentos, a veces solo resueltos tras provocarse el vómito.

Puede intercalar periodos de exacerbación con épocas de ausencia de síntomas. Algunos pacientes tienen síntomas a diario, mientras que otros refieren episodios puntuales de disfagia o impactación, permaneciendo asintomáticos entre dichos episodios.

Para su diagnóstico, además de una clínica compatible, es imprescindible la realización de una gastroscopia con biopsia y se recomienda un estudio alergológico con prick-test y determinación de IgE específica a aeroalérgenos y alimentos. Los objetivos del tratamiento incluyen la mejoría de los síntomas y de la inflamación eosinofílica esofágica mediante tres posibles enfoques: tratamiento farmacológico, dietas de eliminación y dilataciones endoscópicas.

Cerrar menú